Home

Nivel: Octavo Básico.

UNIDAD 1: El desarrolo de las Artes Visuales en el siglo XX.

Contenido: Primeras Vanguardias del siglo XX.

Las Primeras Vanguardias del siglo XX, también denominadas ISMOS, constituyen estilos dentro de las Historia del Arte, caracterizados por una generación que rechaza, critica y produce obra artística contraria a los cánones artísticos tradicionales de la representación mimética o reproductora fiel de la realidad. Lo anterior, como una reacción al ejercicio y abuso de poder de la clase burguesa más acomodada y de la racionalidad humana marcada por el poder político que desencadenó la Primera y, luego, la Segunda Guerra Mundial, con destrucción y muerte a nivel masiva.

La mayoría de las vanguardias surgieron en el período entre guerra mundiales, en medio de un mundo fragmentado y en conflicto. Se desarrollaron en diferentes lenguajes artísticos, generalmente a partir de propuestas filosóficas declaradas a través de manifiestos.

Híperenlaces:

introdvanguard.html

5325.htm

Videos que que contextualizan las Primeras Vanguardias del siglo XX

En esta entrada nos centraremos en los principales ISMOS del Arte Visual:

EXPRESIONISMO

Edvard Munch, “El grito” (1893). Témpera, 83, x 66 cm.

¿QUÉ REPRESENTABAN LOS ARTISTAS EXPRESIONISTAS? Estos artistas buscan la expresión apasionada de los sentimientos que experimentan, una reacción exacerbada de los sentimientos; con este objetivo línea, forma y color están alterados, y van más allá de lo que es la realidad, eliminan los detalles y exageran lo que les parece de primordial importancia. Sus imágenes alcanzan la máxima intensidad, pueden llegar a la deformación e incluso a la caricatura.

Algunos exponentes son Max Beckman, Edvard Munch, Erico Vassily, Ernst Kandinsky; además de las chilenas, Ximena Cristi y Enriqueta Petit.

CUBISMO

Pablo Picasso, “Las Señoritas de Avignon” (1907). Óleo sobre tela, 243,9 x 233,7 cm.

¿QUÉ ELEMENTOS INCORPORAN LAS OBRAS CUBISTAS? Posee una visión fragmentada del mundo, en planos geometrizados que representan diversos puntos de vista del objeto representado, incorporando elementos simbólicos de otras culturas conocidas a partir del comercio; como son las máscaras africanas y la estampa japonesa.

FUTURISMO

Carlo Carrá, “El funeral del Anaquista Galli” (1910 – 1911). Óleo sobre tela, 198,7 x 259,1 cm.

¿CUÁL ERA EL LEMA DEL FUTURISMO? Su lema: todo se mueve, todo corre, todo se transforma continuamente. Se aspira a pintar o esculpir el modelo no solamente en un momento dado e inmóvil, sino en las diferentes fases de su trayectoria, en algunos casos descomponiendo el movimiento. Su propósito fundamental, perfilado en varios manifiestos, era romper con el pasado y su cultura académica, y celebrar el dinamismo y el poder de la tecnología moderna.

Algunos representantes de esta Vanguardia son Carlos Carrá, Humberto Boccioni y Giacomo Balla.

DADAÍSMO

Marcel Duchamp, “La fuente” (1917). Ready – made.

¿QUÉ ES EL DADAÍSMO? Su nombre viene del balbuceo de los bebés “da da da da”. Es un movimiento artístico de protesta, los artistas recurren a la utilización de métodos incomprensibles que se apoyan en lo absurdo e irracional. Expresan rechazo a todos los valores sociales y éticos del momento. Incluyen el azar y elementos de desecho para determinar las obras. Su principio es romper con todos los valores burgueses, no soportar los límites asignados al arte o a la moral, darse el derecho a la contradicción, a la injuria, a lo gratuito y a lo absurdo. Se inicia con la idea anti – arte, a través del ready – made (utilización de objetos encontrados) y ensamblaje.

Dentro de sus exponentes destacan Man Ray, Francis Picabia, Marcel Duchamp y el chileno Vicente Huidobro.

SURREALISMO

¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DEL SURREALISMO? Se busca dar a conocer visiones del subconsciente, se reemplaza la visión racional de las cosas por una interpretación casi mágica de la realidad basada en relaciones aparentemente irracionales, se crean disonancias con la realidad. El ambiente es inverosímil y se combinan aspectos reales con elementos de fantasía, creando así un clima de suspenso horripilante o de sueño. Esto es acentuado por la yuxtaposición de objetos sin relación, fuera del mundo cotidiano.

Sus máximos exponentes extranjeros son Salvador Dalí, René Magritte, Joan Miro, Paul Delvaux y Jean Arp, en tanto, sus principales representantes latinoamericanos son el chileno Roberto Matta y, el cubano nacionalizado chileno, Mario Carreño.

1931. Óleo sobre tela, 24 x 33 cm.

Salvador Dalí, “La persistencia de la memoria” (1931). Óleo sobre tela, 24 x 33 cm.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s